Desde 2016, Walmart Centroamérica migró su estrategia de inversión social hacia el concepto de creación de “Valor Compartido”. Este modelo permite tener una ventaja competitiva en el mercado ya que la compañía identifica un problema social y junto a sus socios comerciales crea una oportunidad de negocio que genera un impacto positivo y sostenible para todos sus grupos de interés, aspirando a convertirse así en la cadena omnicanal más confiable y de la que todos puedan sentirse muy orgullosos. Por ello, en 2021, la operación de Nicaragua logró:

· US$ 6.2 millones en compras a 71 pequeños y medianos productores agrícolas del programa Tierra Fértil.

· US$ 4.5 millones en compras a 62 pymes manufactureras (+15 % que en 2020) del programa Una Mano para Crecer.

· US$ 109 mil desembolsados para la donación de tecnología agrícola a productores del programa Tierra Fértil.

· Más de 2,600 familias beneficiadas con los programas Tierra Fértil y Una Mano para Crecer.

· 1,060 toneladas métricas de alimentos donados (+102 % más que en 2020), equivalentes a US$ 1.8 millones.

· US$ 123,500 desembolsados en concepto de donación para el fortalecimiento logístico de las instalaciones del Banco de Alimentos de Nicaragua.

· 76.9 millones de bolsas plásticas de un solo uso fuera de circulación, equivalente al ahorro de más de 5,900 barriles de petróleo.

· 1.8 millones de bolsas reutilizables entregadas.

· Casi 2,300 toneladas de materiales reciclables recuperados, logrando salvar más de 32 mil árboles.

· Más de 1 millón de kWh a través de la captación de energía con paneles solares.

· 4,357 asociados: 246 personas con algún tipo de discapacidad (5.6%) y 2,118 mujeres (49%).