"Hoy tengo un crecimiento balanceado, dedico tiempo para mi familia y para compartir con mis seres queridos porque tengo un mercado estable para vender mis productos"

Comunicación válida para Honduras

Tegucigalpa. Karen Castro es un ejemplo de perseverancia y de empoderamiento femenino. Es una mujer de armas tomar y prueba de ello, desde hace 10 años elabora productos de aseo personal, jabón, aromatizantes y gel antibacterial para manos. Todos sus productos tienen hoy más demanda que nunca porque son vitales para ayudar a combatir la pandemia del Covid-19.

Karen es una profesional en Química y Farmacia que se graduó gracias al esfuerzo y el sacrificio de sus padres que nunca dejaron de trabajar para sacarla adelante. Asegura que sus padres eran propietarios de una farmacia donde ella empezó a trabajar desde los 14 años de edad. Ahí, en ese pequeño negocio familiar, comenzó esa pasión que corre por sus venas.

Tiene 37 años se edad y está casada con Benjamín Bustamante, su compañero de lucha y de sueños por construir. Juntos crearon la microempresa INDUQUIN S. DE R.L. y su marca insigne BEAUTY WORKS.

Tienen dos hijos: Benjamín de 6 años y Adriana de 3 años, con quienes desfrutan compartir en su tiempo libre y salir a pasear cada fin de semana. “La familia es lo mío, no importa que hagamos, nos encanta estar juntos y compartir cada momento en familia, sea bueno o malo”, manifestó.

“Fin de semana por medio visitamos a mis padres en el Zamorano y cada 15 días también a mis suegros que viven en la Montaña de Azacualpa, un lugar con un clima espectacular”, afirmó sonriente.

“Yo siempre tuve el sueño de tener mi propio negocio”, recordó, al tiempo que se frotaba las manos con el gel antibacterial que ella misma elabora.

Le preguntamos la clave del éxito, hizo pausa unos segundos y después nos dijo que la clave es nunca haberse limitado en cumplir sus sueños. A pesar de las adversidades de la vida, desde que comenzó a trabajar a los 14 años soñó con lo propio y no descansó hasta que lo logró.

En un viaje que hizo a México, recién graduada de la universidad, asistió a una feria de emprendedores, donde fortaleció el deseo de emprender un negocio que suministrara productos de aseo personal, de calidad y a precios accesibles. “Ahí encontré proveedores, envases, varias oportunidades de productos que podría fabricar, lo que más me llamó la atención es el gel antibacterial”, recordó.

“En ese momento no se conocía mucho el gel en Honduras, casi nadie lo usaba, no había competencia, por eso decidí empezar con ese producto y es el que más fabricamos y el que más se vende”, aseguró.

Mercado

Durante todo el 2009, Karen se encargó de hacer pruebas del producto hasta que lo logró, obtuvo su registro sanitario y estaba lista para comercializar.

En ese momento le llegó la oportunidad de su vida: “en el periódico vi un anuncio de Una Mano Para Crecer, una ronda de negocios, yo ya tenía el registro sanitario, decidí participar, fui a la ronda y ahí estuve con el primer comprador que tuve relación en Walmart”, dijo.

Fue ahí cuando comenzó a elaborar el producto en grandes cantidades, “cada día la demanda aumentaba y la empresa crecía. A la gente le gustó porque existía el alcohol, pero yo lo comencé a elaborar con aroma, ese era el que más se vendía en todas las tiendas”.

El 80% de lo que INDUQUIN S. DE R.L producía era llevado y distribuido en las tiendas de la cadena Walmart a nivel nacional. A raíz de la pandemia por el COVID-19, “la demanda del producto es mucho mayor y más empresas comenzaron a comprarme, ahora entrego el 50% a Walmart”, explicó.

Walmart para mí significa responsabilidad, crecimiento en el tiempo, sostenibilidad. No hay otra empresa que pueda ofrecerme lo que ahí he obtenido”, manifestó. El crecimiento no se manifiesta solo en su vida y en su familia sino también en el progreso de los 10 trabajadores que laboran para la empresa.

Una Mano Para Crecer

Una Mano para Crecer es un programa de Walmart que desde 2007 apoya a la pequeña empresa hondureña. Como iniciativa de Valor Compartido, impulsa el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) manufactureras, con especial atención en el empoderamiento económico de la mujer.

Actualmente el programa beneficia a 464 pymes en Centroamérica, de las cuales, 64 son hondureñas que generan 960 empleos. De estas pymes nacionales, el 18% producen abarrotes, el 8% son de consumo, el 2% de mercancías generales, el 17% perecederos y el 3% textil.

Walmart Honduras, a través de sus cuatro formatos (Walmart, Maxi Despensa, Despensa Familiar y Supermercados Paiz) mantiene negocios en la actualidad con 1,418 proveedores (el 5% de ellos incorporados a Una Mano Para Crecer).

Datos de interés

· Karen Castro entrega productos a Walmart desde el 2010. El 80% de sus productos los comercializaba a través de la red de supermercados en sus cuatro formatos de tienda (Walmart, Supermercados Paiz, Maxi Despensa y Despensa Familiar).

· 64 PyME hondureñas son parte del programa Una Mano Para Crecer que impulsa Walmart en apoyo a los emprendedores. Estas PyME generan 960 empleos directos en Honduras.