El programa tendrá una duración de tres años y se pretende clausurar a 75 jóvenes mujeres de Apopa. El objetivo primordial es contribuir a la reinserción de las jóvenes mujeres a la escolaridad para que concluyan sus estudios de bachillerato y tengan mejores opciones socioeconómicas.

San Salvador, 19 de febrero de 2016 Walmart de México y Centroamérica cree en el desarrollo de la mujer salvadoreña como un pilar para el crecimiento del país, es por ello que dará inicio al programa Mi Primer Empleo en Walmart ejecutando el proyecto “Mujeres a la Obra”, una propuesta de inversión social que tiene como objetivo asegurar que 75 jóvenes mujeres, entre 16 y 25 años, del municipio de Apopa, logren reducir sus vulnerabilidades y mejoren su nivel socioeconómico.

“Queremos que la brecha de oportunidades para las mujeres disminuya. En un país donde la población femenina continuará incrementando en un 24% y donde la tasa de participación en el mercado laboral formal de los hombres es 81% y en la mujer es 48%, según un informe del PNUD del año 2013, es prioridad que se creen oportunidades de educación, formación, tecnificación y fortalecimiento de las mujeres” explicó Claudia de Ibánez, Gerente de Asuntos Corporativos para Walmart.

En el municipio de Apopa, la población femenina refleja un índice de escolaridad promedio bajo, generado por diferentes factores como embarazos prematuros, violencia de género y analfabetismo. Un estudio de UNICEF del 2011, muestra que 1 de cada 2 niñas, deja de estudiar antes de entrar a secundaria y según el Ministerio de Salud de El Salvador (MINSAL) 1 de cada 3 embarazos es en adolescentes.

Sin embargo, a pesar de estos enormes retos, las jóvenes y mujeres se muestran luchadoras y con deseo de superación, situación que motivó a Walmart a invertir en ellas, con el fin de lograr su reinserción escolar para que puedan continuar sus estudios de bachillerato y al finalizar puedan obtener un empleo dentro de Walmart.

Es así, que los objetivos del programa van encaminados a ofrecer a las jóvenes herramientas para fortalecer sus habilidades y mejorar su calidad de la vida en el ámbito personal y profesional, además se les proveeré de conocimientos financieros concretos y aplicables, formación vocacional en áreas para las cuales existe demanda en el mercado y por supuesto la inserción laboral en Walmart.

El programa Mi Primer Empleo en Walmart “Mujeres a la obra”, tendrá una duración de tres años, contará con una inversión de 115 mil dólares y será ejecutado por Fundación Crisálida de Glasswing Internacional, una organización que cuenta con años de experiencia en el desarrollo de programas que generen un cambio social, sobre todo en la juventud, aprovechando los recursos de los sectores público y privado y la sociedad civil. Además, se unirán al esfuerzo aliados institucionales y organizaciones locales, quienes apoyarán en la identificación y reclutamiento de las jóvenes participantes.

“Estamos muy emocionados de lanzar este programa junto a Walmart porque les dará muchas oportunidades a las jóvenes mujeres. Estamos seguros que ellas son una población importante para nuestro país y sabemos que pueden sacar adelante El Salvador. Ya queremos ver el éxito que tendrán las participantes gracias a “Mujeres con Valor”, comentó Celina de Sola, cofundadora y vicepresidenta de programas de Glasswing International.

La selección de las 75 jóvenes mujeres será con base a las siguientes características: deberán tener entre 16 y 25 años, que actualmente no están estudiando o que hayan finalizado noveno grado y estén en riesgo de no continuar sus estudios de bachillerato, además deberán habitar en el municipio de Apopa. 

Claudia de Ibáñez, agregó "una de las principales causas de responsabilidad social de la compañía es apoyar el desarrollo y progreso de la economía de las familias salvadoreñas a través del desarrollo integral de la mujer en cualquiera de los aspectos de su vida. Hoy en día, invertir en la mujer salvadoreña es invertir en el futuro del país”.

Una metodología interesante que aplicará Walmart dentro del programa será el de establecer mentorías, para las cuales se hará una selección de Mentoras Voluntarias que residan en Apopa, con el fin de que sean un referente guía de superación para las 75 jóvenes, que encuentren en ella a una amiga, una aliada de vida y un apoyo cercano, de esta manera se proporcionará una motivación real, para el crecimiento personal de las beneficiadas.

“Hemos invertido en causas sociales por ocho años consecutivos, porque creemos que hacer RSE es dejar huellas reales que perduren, por ello continuaremos invirtiendo en programas que eduquen, fortalezcan y generen desarrollo económico a El Salvador”, Concluyó Claudia de Ibáñez.