Mujeres entre 16 y 25 años reciben formación académica

Una de cada dos niñas deja los estudios antes de ingresar a la secundaria, solo una de cada dos mujeres tiene acceso a servicios de salud y la tasa de participación laboral es de tan solo el 48% para las mujeres, en El Salvador.

Y es que, cuando hablamos de equidad, no se trata que mujeres y hombres sean lo mismo, es que a pesar de sus diferencias tengan los mismos derechos y libertades para elegir su desarrollo personal, sin restricciones.

Frente a esta realidad empresas como Walmart llevan a cabo programas que buscan impactar positivamente en el desarrollo profesional de mujeres de escasos recursos. Es así que surge “Mi primer Empleo”, el cual cuenta con el apoyo de la alcaldía de apopa, municipio sede del programa, la Fundación Crisálida de Glasswing Internacional y el Ministerio de Salud.

“Mi primer empleo” apoya a casi un ciento de mujeres, entre los 16 y 25 años, en su formación técnico-vocacional. Las beneficiadas pertenecen a un grupo de jóvenes, que se encuentra en alto grado de riesgo social, casi la mitad de ellas ya son madres solteras, propensas a no terminar sus estudios. Lo bueno de esta iniciativa, es el acompañamiento para que las jóvenes puedan finalizar el bachillerato y luego ser contratadas en Walmart, esto les permitirá empoderarse económicamente mejorando así su calidad de vida.

Estamos seguros que este grupo de mujeres se convertirá en agentes de cambio dentro de sus comunidades y demostrará : “que sí se puede”