Un grupo de 26 asociados de Oficinas Centrales y de bodegas Maxi Palí compartieron una animada jornada con 85 niños y 29 maestros del Hogar Pajarito Azul. Entre las dinámicas sobresalieron la realización de ejercicios, gimnasia, juegos infantiles y además se compartió una merienda.

El Hogar de Protección para Niños y Niñas con Discapacidad Pajarito Azul atiende a niños y jóvenes con discapacidad, en situación de abandono y maltrato, mediante un proceso de habilitación y sensibilización que permite crear las condiciones para su integración social.

“Las jornadas de voluntariado constituyen uno de nuestros Pilares de Responsabilidad Social Empresarial, que nos permiten acercarnos aún más a las comunidades en donde operamos, y también fomentar la integración y la conciencia social entre nuestros asociados”, destacó Eduardo García Montenegro, Gerente de Asuntos Corporativos de Walmart de México y Centroamérica.

“Con esta actividad Walmart comparte momentos de alegría, solidaridad, sensibilización y respeto hacia las personas con discapacidad, que les permitirá a nuestros residentes elevar su autoestima”, valoró Sandra Aguirre, directora de la Asociación Hogar de Protección para Niños y Niñas con Discapacidad Pajarito Azul.

El Hogar de Protección para Niños y Niñas con Discapacidad Pajarito Azul también es una de las organizaciones que Walmart beneficia con la donación de productos alimenticios y de aseo personal.

A lo largo del año, la empresa también realiza jornadas de voluntariado de reforestación, de limpieza y de concientización acerca del uso de bolsas reutilizables para así reducir el uso de bolsas plásticas y evitar la contaminación ambiental.