Voluntarios de Walmart de México y Centroamérica realizaron una jornada de revitalización de los espacios recreativos del Centro Escolar Marcelino García Flamenco, el cual está ubicado en la comunidad aledaña a donde próximamente iniciará operaciones la nueva Maxi Despensa San Vicente. Esta actividad es parte de la política “Buenos Vecinos” de Walmart que consiste en realizar una obra en beneficio de las comunidades donde abre una nueva tienda.

La jornada de voluntariado se realizó con el apoyo de la Alcaldía Municipal de San Vicente y fue organizada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Glasswing International, en el marco del Programa Desarrollo Juvenil y Comunitario. Esta iniciativa beneficia comunidades del país al brindar mejores oportunidades educativas y de desarrollo para la niñez y juventud.

Maxi Despensa San Vicente estará ubicada en 8° Avenida Sur, 4° Calle Poniente y Pasaje N° 4, Urbanización Santa Elena, en San Vicente. La construcción de esta nueva tienda ha sido pensada por su cercanía con los habitantes de la localidad, permitiéndoles encontrar los productos necesarios para el hogar sin movilizarse largas distancias. Con esta nueva Maxi Despensa Walmart sumará 93 tiendas de los cuatro formatos.

Sandra Cáceres, Coordinadora de Asuntos Corporativos para Walmart México y Centroamérica, afirmó que “Con la próxima apertura de Maxi Despensa San Vicente, estamos desde ya incidiendo en el bienestar de las familias de la zona, realizando esta jornada de voluntariado para mejorar los espacios recreativos del centro escolar Marcelino García Flamenco, lo cual permitirá que los estudiantes cuenten con un espacio limpio y acogedor para jugar. Es así que con nuestra política de Buenos Vecinos generamos un impacto en la calidad de vida de los salvadoreños que habitan en las comunidades aledañas donde estaremos operando”.

En la jornada participaron los 50 nuevos voluntarios asociados que trabajarán en Maxi Despensa San Vicente, los cuales realizaron acciones de revitalización del área de juego, como limpieza, delineado de canchas, reparaciones en cancha de básquetbol, pintura de columpios, graderías y juegos de piso. De esta forma, cada vez que Walmart abre una nueva tienda, contribuye a mejorar el entorno de su comunidad a través de un voluntariado, el cual es pilar fundamental de la sostenibilidad para Walmart.

Para la realización de estas actividades se tuvo el apoyo de Glasswing International, organización sin fines de lucro que tiene alianza con Walmart México y Centroamérica desde hace diez 10 años. Beatriz de Manzano, coordinadora de proyectos de infraestructura, resaltó el poder del voluntariado en Walmart y el impacto que la actividad tendrá en la niñez y juventud. “Gracias a esta revitalización y al esfuerzo de los voluntarios asociados, esperamos que los estudiantes cuenten con un espacio más óptimo para su aprendizaje. Sabemos que esto se verá reflejado en mejores oportunidades a futuro para ellos y las comunidades”, agregó