En su sexto aniversario

El Banco de Alimentos de Costa Rica consolida su compromiso de lucha contra el hambre en el país al llegar a 6 años de operación a lo largo y ancho del territorio nacional.

Como parte del crecimiento de este programa, en el primer trimestre del 2018, el Banco está incorporando 30 organizaciones sociales nuevas, de esta manera se podrá beneficiar a 2.886 personas más.

En total, suman 247 organizaciones sociales las que reciben mercadería del Banco de Alimentos a partir de este año y 40.648 personas en todo el país las que se benefician con alimentos y productos de primera necesidad.

Las diferentes organizaciones atienden poblaciones vulnerables como adultos mayores, niños en condiciones de pobreza, pacientes del Hospital de Niños, refugiados, así como personas que viven en la calle, que padecen alcoholismo, entre otros.

“El Banco de Alimentos es uno de los mejores ejemplos de solidaridad que tenemos en el país, funcionamos gracias a las donaciones de empresas privadas comprometidas, por medio del voluntariado nos movemos y preparamos la mercadería, finalmente son las organizaciones sociales las cuales nos ayudan a llevar alimento a quienes más lo necesitan”, explicó Francia Linares Orozco, Directora Ejecutiva del Banco de Alimentos.

El Banco busca mejorar calidad de vida de personas en todo el país, para esto se han instalado 3 sedes: en San José, Guanacaste, Limón y una ruta semanal hacia la zona de San Carlos, logrando así distribuir los alimentos a organizaciones en las zonas con mayor pobreza.

“Uno de nuestros objetivos también es contribuir a evitar el desperdicio y la contaminación, recolectamos mercadería que no se puede comercializar pero está en condiciones aptas para su consumo. Solo el año pasado se recolectaron 2.237.486 kilogramos de productos que incluyen alimentos, productos de limpieza y cuidado personal, ropa, entre otros”, detalló Linares.

Durante el año 2017, el Banco recibió el apoyo de más de 100 empresas que donan mercadería u ofrecen sus servicios para el funcionamiento de este proyecto. El voluntariado es parte fundamental también, solo el año pasado cerca de 5 mil voluntarios brindaron su tiempo para trabajar en la logística de distribución y preparación de mercadería.

Acerca del Banco de Alimentos de Costa Rica

Desde el 2012, el Banco de Alimentos de Costa Rica es el principal programa de lucha contra el hambre en el país, trabajando en evitar que alimentos aptos para consumo humano se conviertan en desperdicio por mal manejo, falta de logística o conciencia de lo que representa éste para las personas en riesgo social.